Mi cuenta

Recetas con aceite de trufa, 5 formas de usarlo

5-recetas-aceite-trufa
Comparte el contenido:

El aceite de trufa es un ingrediente que ha ganado popularidad en los últimos años gracias a su sabor potente y su capacidad de transformar cualquier plato ordinario en una experiencia gourmet. En Trufar, creemos que el aceite de trufa es una adición esencial en cualquier cocina, ya que puede ser utilizado en una amplia variedad de recetas. A continuación, te presentamos cinco formas de utilizar este exquisito aceite en tus recetas.

Consideraciones antes de usar el aceite de trufa

Antes de adentrarnos en las recetas con aceite de trufa, es importante conocer algunas consideraciones. El aceite de trufa puede ser elaborado en casa, si deseas aprender cómo, te recomendamos visitar nuestro post sobre cómo hacer aceite de trufa casero. Este aceite tiene un sabor potente, por lo que se recomienda usarlo con moderación para no opacar los otros ingredientes del plato.

El aceite de trufa es versátil y puede ser utilizado en diferentes tipos de recetas, desde pastas hasta carnes. Por ejemplo, en Trufar recomendamos probarlo con pasta o carne, dos de sus combinaciones más populares. Ahora, sin más preámbulos, vamos a explorar cinco deliciosas recetas con aceite de trufa.

5 recetas con aceite de trufa

A continuación te mostramos 5 recetas en las que el aceite con trufa marida a la perfección:

Receta 1: Risotto de setas con aceite de trufa

Risotto de setas con aceite de trufaEl risotto de setas con aceite de trufa es un plato reconfortante y lleno de sabor que combina la cremosidad del arroz con el aroma intenso de las setas y el toque sofisticado del aceite de trufa. Esta receta es perfecta para una cena especial o para impresionar a tus invitados. Aquí te detallamos cómo prepararlo:

Ingredientes:

  • 1 ½ tazas de arroz arborio
  • 1 litro de caldo de pollo (puede ser caldo de verduras para una versión vegetariana)
  • 250 gramos de setas variadas (champiñones, shiitake, portobello)
  • 1 cebolla mediana, finamente picada
  • 2 dientes de ajo, picados
  • ½ taza de vino blanco seco
  • 1 taza de queso parmesano rallado
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de aceite de trufa
  • Sal y pimienta al gusto
  • Perejil fresco picado para decorar (opcional)

Instrucciones:

  1. Preparar las setas: Limpia las setas y córtalas en láminas finas. En una sartén grande, calienta una cucharada de mantequilla y saltea las setas hasta que estén doradas y tiernas. Retira las setas de la sartén y resérvalas.
  2. Cocinar la base del risotto: En la misma sartén, añade la cebolla picada y sofríe a fuego medio hasta que esté transparente. Agrega el ajo picado y cocina por un minuto más.
  3. Añadir el arroz: Incorpora el arroz arborio a la sartén y remueve constantemente durante unos 2-3 minutos hasta que el arroz esté ligeramente tostado y cubierto con la mezcla de cebolla y ajo.
  4. Desglasar con vino: Vierte el vino blanco seco y cocina removiendo hasta que el líquido se haya evaporado casi por completo.
  5. Cocinar el risotto: Añade un cucharón de caldo caliente al arroz y remueve constantemente. A medida que el arroz absorba el caldo, añade más caldo, un cucharón a la vez, sin dejar de remover. Este proceso debe durar unos 18-20 minutos, o hasta que el arroz esté al dente y tenga una textura cremosa.
  6. Incorporar las setas y el queso: Cuando el arroz esté casi listo, añade las setas salteadas de vuelta a la sartén. Remueve para combinar bien. Añade el queso parmesano rallado y la mantequilla restante, y mezcla hasta que se derritan y se integren completamente en el risotto.
  7. Añadir el aceite de trufa: Una vez que el risotto esté cremoso y bien mezclado, retíralo del fuego y añade las dos cucharadas de aceite de trufa. Remueve suavemente para distribuir el aceite de manera uniforme, lo que añadirá un sabor y aroma extraordinarios al plato.
  8. Servir: Sirve el risotto caliente, decorado con perejil fresco picado si lo deseas. Puedes añadir un poco más de aceite de trufa por encima para intensificar el sabor.

Este risotto de setas con aceite de trufa es un verdadero placer para los sentidos. El arroz cremoso, las setas tiernas y el distintivo sabor del aceite de trufa crean una combinación que hará que cualquier comida sea memorable

Receta 2: Puré de patatas con aceite de trufa

Puré de patatas con aceite de trufaEl puré de patatas con aceite de trufa es una manera sencilla pero elegante de elevar un plato clásico. La cremosidad del puré de patatas combinada con el sabor único del aceite de trufa convierte esta guarnición en una opción perfecta para ocasiones especiales o para darle un toque gourmet a tus comidas diarias.

Ingredientes:

  • 1 kg de patatas (preferentemente de una variedad harinosa como la Russet)
  • 1 taza de nata para cocinar
  • 100 gramos de mantequilla sin sal
  • 2 cucharadas de aceite de trufa
  • Sal y pimienta al gusto
  • Queso parmesano rallado (opcional)
  • Cebollino fresco picado para decorar (opcional)

Instrucciones:

  1. Preparar las patatas: Lava y pela las patatas, luego córtalas en trozos uniformes para que se cocinen de manera uniforme. Colócalas en una olla grande y cúbrelas con agua fría. Añade una cucharada de sal al agua.
  2. Cocinar las patatas: Lleva la olla a ebullición y cocina las patatas a fuego medio-alto hasta que estén tiernas y se puedan pinchar fácilmente con un tenedor, aproximadamente 15-20 minutos.
  3. Escurrir y secar las patatas: Escurre las patatas y colócalas de nuevo en la olla. Regresa la olla al fuego bajo y cocina las patatas durante unos minutos más para evaporar el exceso de agua. Este paso es importante para obtener un puré más esponjoso.
  4. Triturar las patatas: Tritura las patatas utilizando un pasapuré, un prensapatatas o un tenedor hasta obtener una textura suave. Evita usar una batidora eléctrica ya que puede hacer que el puré quede pegajoso.
  5. Incorporar los ingredientes cremosos: Calienta la nata y la mantequilla en una sartén pequeña hasta que la mantequilla se derrita completamente. Añade esta mezcla a las patatas trituradas y mezcla bien hasta que el puré esté suave y cremoso.
  6. Añadir el aceite de trufa: Añade las dos cucharadas de aceite de trufa al puré y mezcla bien para que el sabor se distribuya uniformemente. Ajusta la sal y la pimienta al gusto.
  7. Servir: Sirve el puré de patatas caliente, decorado con un poco de queso parmesano rallado y cebollino fresco picado si lo deseas. Para un toque extra de lujo, puedes rociar un poco más de aceite de trufa justo antes de servir.

Este puré de patatas con aceite de trufa es la guarnición perfecta para carnes asadas, pollo o incluso pescado. Su textura suave y sabor intenso lo hacen destacar en cualquier plato.

Receta 3: Carpaccio de ternera con aceite de trufa

Carpaccio de ternera con aceite de trufaEl carpaccio de ternera con aceite de trufa es una entrada elegante y sofisticada que resalta la delicadeza de la carne cruda en finas láminas combinada con el intenso aroma del aceite de trufa. Este plato es ideal para ocasiones especiales o para una cena gourmet en casa.

Ingredientes:

  • 300 gramos de solomillo de ternera
  • 2 cucharadas de aceite de trufa
  • Rúcula fresca
  • Queso parmesano en lascas finas
  • Jugo de limón
  • Sal y pimienta al gusto
  • Alcaparras (opcional)
  • Piñones tostados (opcional)

Instrucciones:

  1. Preparar la carne: Para facilitar el corte, coloca el solomillo de ternera en el congelador durante unos 15-20 minutos hasta que esté ligeramente firme. Esto te permitirá cortar la carne en láminas extremadamente finas.
  2. Cortar la carne: Utiliza un cuchillo afilado para cortar la ternera en láminas lo más finas posibles. Si prefieres, puedes pedirle a tu carnicero que lo haga por ti. Coloca las láminas de carne entre dos hojas de papel film y golpéalas suavemente con un mazo de cocina para aplanarlas aún más.
  3. Disponer el carpaccio: Coloca las láminas de ternera en un plato grande, formando una capa uniforme. Si es necesario, puedes disponerlas en varios platos individuales para servir.
  4. Aderezar el carpaccio: Rocía las láminas de ternera con el jugo de limón, sal y pimienta al gusto. Asegúrate de que cada lámina esté bien aderezada. Luego, añade las dos cucharadas de aceite de trufa de manera uniforme sobre la carne.
  5. Añadir los acompañamientos: Coloca una pequeña cantidad de rúcula fresca sobre el carpaccio y distribuye las lascas finas de queso parmesano por encima. Si lo deseas, puedes añadir alcaparras y piñones tostados para darle un toque extra de sabor y textura.
  6. Servir: Sirve el carpaccio inmediatamente, decorado con un poco más de aceite de trufa si lo deseas. Puedes acompañarlo con rebanadas de pan crujiente o tostadas finas.

El carpaccio de ternera con aceite de trufa es una entrada que combina la simplicidad de los ingredientes con la sofisticación del aceite de trufa. La frescura de la rúcula y el queso parmesano complementan perfectamente la ternera cruda, creando una experiencia culinaria excepcional.

Receta 4: Pizza de champiñones y aceite de trufa

Pizza de champiñones y aceite de trufaLa pizza de champiñones y aceite de trufa es una deliciosa y sofisticada variación de la clásica pizza. El aceite de trufa añade un sabor único y elegante que, combinado con los champiñones frescos, crea una experiencia gourmet irresistible. Esta receta es perfecta para una cena especial o para aquellos momentos en que deseas disfrutar de una pizza con un toque de lujo.

Ingredientes:

  • Masa para pizza (puedes usar masa casera o comprada)
  • 200 gramos de champiñones frescos (puedes añadir otras variedades de champiñones como shiitake o portobello)
  • 2 cucharadas de aceite de trufa
  • 1 taza de mozzarella rallada
  • 1/2 taza de queso parmesano rallado
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto
  • Rúcula fresca (opcional)
  • Hojas de albahaca fresca (opcional)

Instrucciones:

  1. Precalentar el horno: Precalienta tu horno a 250°C (480°F) o a la temperatura más alta posible. Si tienes una piedra para pizza, colócala en el horno para que se caliente también.
  2. Preparar los champiñones: Limpia los champiñones y otros champiñones  que vayas a usar, y córtalos en láminas finas. En una sartén grande, calienta la cucharada de aceite de oliva a fuego medio-alto. Añade el ajo picado y los champiñones, y saltea hasta que estén dorados y tiernos. Sazona con sal y pimienta al gusto. Retira del fuego y reserva.
  3. Preparar la masa: Estira la masa de pizza sobre una superficie ligeramente enharinada hasta que tenga el grosor deseado. Si usas masa comprada, sigue las instrucciones del paquete. Coloca la masa estirada sobre una pala para pizza o una bandeja de horno.
  4. Montar la pizza: Espolvorea la mozzarella rallada sobre la masa estirada, asegurándote de distribuirla de manera uniforme. Añade los champiñones salteados por encima de la mozzarella. Luego, espolvorea el queso parmesano rallado.
  5. Hornear la pizza: Desliza la pizza sobre la piedra caliente en el horno o coloca la bandeja en el horno precalentado. Hornea durante 10-15 minutos o hasta que la masa esté crujiente y el queso esté burbujeante y dorado.
  6. Añadir el aceite de trufa: Una vez que la pizza esté lista, retírala del horno y rocía inmediatamente las dos cucharadas de aceite de trufa sobre toda la superficie. El calor de la pizza ayudará a dispersar el aroma y el sabor del aceite de trufa de manera uniforme.
  7. Decorar y servir: Si lo deseas, puedes añadir un puñado de rúcula fresca y algunas hojas de albahaca fresca sobre la pizza para darle un toque de frescura. Corta la pizza en porciones y sírvela caliente.

Esta pizza de champiñones y aceite de trufa es una deliciosa combinación de sabores y texturas que seguramente impresionará a todos tus invitados.

Receta 5: Huevos revueltos con aceite de trufa

Huevos revueltos con aceite de trufaLos huevos revueltos con aceite de trufa son una manera sencilla pero sofisticada de empezar el día o disfrutar de un brunch de fin de semana. La adición del aceite de trufa eleva este plato básico a una experiencia gourmet, llena de sabor y aroma. Aquí te mostramos cómo prepararlos de manera perfecta.

Ingredientes:

  • 4 huevos grandes
  • 2 cucharadas de nata para cocinar (opcional, para mayor cremosidad)
  • 2 cucharadas de aceite de trufa
  • 1 cucharada de mantequilla
  • Sal y pimienta al gusto
  • Cebollino fresco picado para decorar (opcional)
  • Tostadas de pan crujiente para acompañar (opcional)

Instrucciones:

  1. Preparar los huevos: En un bol grande, bate los huevos con la nata (si la estás usando), una pizca de sal y un poco de pimienta. Asegúrate de que los huevos y la nata estén bien mezclados para obtener una consistencia uniforme.
  2. Cocinar los huevos: En una sartén grande, derrite la mantequilla a fuego medio-bajo. Una vez derretida, añade la mezcla de huevos batidos. Cocina los huevos a fuego lento, removiendo constantemente con una espátula de silicona. El truco para unos huevos revueltos cremosos es cocinarlos lentamente, removiendo para formar pequeñas cuajadas.
  3. Añadir el aceite de trufa: Justo antes de que los huevos estén completamente cuajados (deben estar aún un poco húmedos y cremosos), retira la sartén del fuego. Añade las dos cucharadas de aceite de trufa y mezcla suavemente para que el sabor se distribuya uniformemente por los huevos.
  4. Servir: Sirve los huevos revueltos inmediatamente sobre tostadas de pan crujiente o en un plato. Decora con cebollino fresco picado para un toque de color y sabor extra. Si lo deseas, puedes añadir un poco más de aceite de trufa por encima justo antes de servir.

Estos huevos revueltos con aceite de trufa son una opción deliciosa y elegante para cualquier comida del día. Su textura cremosa y el distintivo sabor del aceite de trufa los hacen irresistibles.

En resumen, el aceite de trufa es un ingrediente increíblemente versátil que puede transformar platos simples en verdaderas delicias gourmet. En Trufar, creemos firmemente en el poder de los ingredientes de calidad, y el aceite de trufa es sin duda uno de ellos. ¡Atrévete a experimentar con estas recetas con aceite de trufa y sorprende a tus invitados con sabores únicos y sofisticados!

Explora más artículos

Scroll al inicio